Cancelar
 Elección de letrado

Muchas veces se prima en la elección del letrado, a nuestro juicio indebidamente, su fama, su reconocimiento académico o el tamaño del despacho, en lugar de inquirir acerca de los conocimientos jurídicos del abogado respecto del caso a encargar: hay un modo de valorarlos en la primera reunión y consiste en evaluar la capacidad del [...]

Elección de letrado

Muchas veces se prima en la elección del letrado, a nuestro juicio indebidamente, su fama, su reconocimiento académico o el tamaño del despacho, en lugar de inquirir acerca de los conocimientos jurídicos del abogado respecto del caso a encargar: hay un modo de valorarlos en la primera reunión y consiste en evaluar la capacidad del letrado para comprender y analizar el caso en una explicación preeliminar, sin que valgan excusas del tipo “envíeme la documentación y la analizaremos en profundidad, para darle una respuesta”. Desde una primera y a veces somera explicación, se puede, y se debe, ser capaz de asesorar jurídicamente, sin perjuicio de que lo expuesto verbalmente coincida finalmente con lo documentado o probado, en cuyo caso habrá que replantearse la estrategia recomendada. Y para ello son necesarios conocimientos de la rama del derecho en que se hayan desarrollado las actuaciones empresariales objeto de consulta, además, y por supuesto, del derecho penal sustantivo, que prevé la respuesta del legislador para aquellos casos más graves y más disvaliosos del actuar humano y empresarial.

En ESTUDIO LEGAL FORO DE EUROPA presumimos de satisfacer – y en su caso, por qué no decirlo, tranquilizar – al cliente desde la primera reunión, en la que normalmente, en base a nuestra experiencia y cualificación, le definimos la estrategia a seguir en la defensa de sus intereses, ya haya sido víctima de un delito o haya sido imputado por su supuesta participación en una infracción criminal.